Mantenimiento de los implantes dentales tanto a nivel profesional como en casa

El éxito de los tratamientos con implantes dentales supera el 90% en la actualidad, pero para que este éxito se alargue en el tiempo es imprescindible realizar un buen mantenimiento de los implantes por parte del profesional y del paciente. 

Existe la posibilidad de fracaso tardío de un implante dental. Este fracaso puede estar asociado a factores biológicos como podría ser la periimplantitis y/o sobrecarga funcional. La periimplantitis es lo que llamamos inflamación de los tejidos que rodean el implante, incluso la posible pérdida de los mismos, lo cual provocaría la pérdida temprana del implante. Por otro lado, la carga funcional es un problema que viene dado por la corona (el diente que colocamos sobre el implante). 

Estos posibles fracasos son los que se pueden prevenir con un buen mantenimiento, tanto a nivel profesional para una correcta fase higiénica y un control radiográfico, y un buen mantenimiento por parte del paciente con una buena técnica de cepillado.

 

La fase higiénica profesional suele ayudar a prevenir la periimplantitis, por eso es necesario limpiar el sarro y la placa bacteriana acumulados alrededor del implante, tanto por encima como por debajo de la línea de las encías.

A nivel protésico, las restauraciones sobre los implantes pueden aflojarse, ya sea por el uso o simplemente por el paso del tiempo. Esto se detecta y se soluciona fácilmente en una revisión, solo tiene que limpiarse, comprobar que estén todos los aditamentos correctos y volverse a colocar. Si no se hace esto, la movilidad del implante, por pequeña o soportable que nos parezca, puede comportar problemas en su funcionalidad o duración.

 

Por otro lado, el mantenimiento en casa por parte del paciente es tan importante como el profesional. Se debe conseguir unos buenos hábitos higiénicos a nivel bucodental tanto para los dientes naturales como para los implantes, pero algo que no se suele tener en cuenta es que los implantes necesitan tanto o más mantenimiento en casa que los dientes. 

Debemos cepillar tres veces al día tanto los dientes como los implantes junto a aquellos trucos o recursos que nuestro dentista nos haya dado según el tipo de prótesis sobre implantes que llevemos. De esta manera, junto con el mantenimiento profesional podemos dar el mayor pronóstico a nuestros implantes a largo plazo.

Otras Noticias:

El blanqueamiento dental interno

El blanqueamiento dental interno

El blanqueamiento dental interno es un tipo de blanqueamiento generalmente realizado en dientes endodonciados (nervio matado) o en dientes que…
Revisiones dentales en niños

Revisiones dentales en niños

Una de las preguntas más recurrentes en nuestra clínica dental del Prat de Llobregat es cuándo deben empezar a traer…
Tratamientos Estéticos dentales

Tratamientos Estéticos dentales

Hoy en día, la odontología se ha vuelto mucho más exigente en lo que a la estética se refiere. Conseguir…